MARCAS

Blog

CONTACTA

Cloudless Skin, la nueva tendencia que llega desde Corea

¿Quieres saber en qué consiste esta nueva tendencia que nos llega desde Corea?

Corea, un país donde la belleza es un ritual

Os lo llevamos contando tiempo y, si hay algo que resaltar de este país y de su forma de concebir la belleza y el cuidado personal es que se entiende como algo más allá de una tendencia: son auténticos rituales que se transmiten de generación a generación. Encontrar tiempo para cuidar su piel para ellos no es un problema y no existen excusas, es una forma de disfrutar del cuidado personal y encuentran tiempo para hacerlo de forma rigurosa mañana y noche.

Precisamente esa es la razón por la que nos llevan la delantera en todo lo relacionado con la cosmética y por lo que siempre tenemos la mirada puesta allí. Lo último es la tendencia Cloudless Skin, aunque más que una tendencia es una forma de concebir la belleza y de cuidar la piel basándonos en las necesidades de esta tanto a nivel externo como interno.

¿Qué es la tendencia Cloudless Skin?

Este nuevo hito lo que pretende es tomar constancia de las necesidades de nuestra piel basándonos en productos de belleza cada vez menos contaminantes y nuevas fórmulas que protejan la piel de la polución y los agentes externos. Esto más que una tendencia es un estilo de vida respetuoso no solo con el organismo sino también con el entorno.

¿Cómo llevarlo a cabo?

La clave está en escuchar a la piel. Es decir, pensar en qué es lo que necesita y, además, tener en cuenta los diferentes daños que pueden afectarle. Para conseguirlo hay que diferenciar entre cuidados internos y externos.

Nivel interno:

La tendencia propone que para cuidar la piel a nivel interno hay que tener especial cuidado con la alimentación, respetar las horas de sueño, la exposición a agentes externos sin protección así como a niveles altos de estrés. Todos estos factores pueden dañar o mejorar el aspecto de nuestra piel de forma determinante.

Nivel externo:

El propósito principal de la técnica es proteger la piel de los agentes externos y evitar la aparición de arrugas o la obstrucción de los poros. Para ello, se recomienda usar tratamientos especialmente formulados para cuidar el rostro de estos agentes y que contengan ingredientes como la centella asiática.