MARCAS

Blog

CONTACTA

10 curiosidades del pintalabios que nunca te habían contado

Con motivo del día mundial del pintalabios, queremos repasar algunas curiosidades de este cosmético que no puede faltar en nuestra vida. Parece mentira que algo tan cotidiano de nuestro día a día tenga tanta historia detrás, pero el uso del pintalabios se remonta a la antigua Mesopotamia. ¿Lo sabías? Repasemos 10 curiosidades del pintalabios a lo largo de la historia.

El primer pintalabios históricamente registrado se ubicó en la región sumeria de Ur.

La primera ‘celeb’ histórica amante de los pintalabios fue Cleopatra. Le encantaba usar este cosmético, y lo fabricaba con ingredientes naturales ­–aunque no muy apetecibles para llevar en los labios– como insectos, en concreto con los exoesqueletos de algunos de ellos como los escarabajos.

giphy.gif

En la antigua Grecia y en la antigua Roma también eran de uso común, aunque prácticamente opuesto. En Grecia, las únicas mujeres que podían –de hecho, debían– pintarse los labios eran las prostitutas, y es que por ley debían distinguirse del resto de mujeres con su maquillaje. Por otro lado, en Roma quienes lo usaban eran la mujeres de alta clase social y nivel de vida, eran las únicas que podían permitírselo.

Otra ‘celeb’ histórica que destacó en el uso del pintalabios fue Isabel I de Inglaterra, y es que ella fue quien puso de moda, durante la dinastía de los Tudor, el llevar la cara muy pálida y resaltar los labios en tono rojo vibrante.

Para las sufragistas estadounidenses, el movimiento feminista que se manifestaba para conseguir el derecho de sufragio para las mujeres, los labios pintados eran un símbolo de liberación. Tanto era así que Elizabeth Arden regaló labiales a las sufragistas y marchó con ellas por la Quinta Avenida neoyorquina.

Sufragistas estadounidenses marchando por la Quinta Avenida neoyorkina

Pero las curiosidades no se quedan únicamente en la rama histórica, y es que también el pintalabios tiene su anécdota económica. ¿Sabías que hay una teoría llamada ‘Teoría del Pintalabios’? ‘The Lipstick Effect’ se descubrió en Estados Unidos, y liga el aumento del consumo de este cosmético a las crisis económicas o momentos difíciles. Parece que Audrey Hepburn tenía razón cuando decía: “En un mal día, siempre hay lápiz de labios”.

En cuanto al diseño, el pintalabios no fue siempre tal y como lo conocemos ahora. De hecho, no tuvo un diseño tubular rígido hasta que Guerlain comenzó a comercializarlo así en 1884. No fue hasta 1915 cuando Maurice Levy inventó el mecanismo que hacía que la barra de labios se deslizase hacia arriba por la estructura metálica, y aún hubo que esperar un poco más para el mecanismo giratorio: lo inventó en 1923 James Bruce Mason Jr., y comenzó a extenderse su uso a través de los salones de belleza de Elizabeth Arden y Estée Lauder.

Y algo muy curioso fue el uso criminal que se le dio a nuestro querido cosmético. Las agentes femeninas de la KGB contaban con un pintalabios que era en realidad una pistola de un solo tiro. Su calibre era muy pequeño, y el tiro debía ser certero, pues sólo se cargaba con una bala. ¿Cómo pensáis que llamarían al color de ese pintalabios, femme fatale?

Pistola pintalabios, el arma más coqueta de las espías de la KGB

Es indudable toda la historia que tiene este cosmético a sus espaldas, y toda la que aún le queda por vivir. Y es que las ventas anuales del lápiz de labios están en los 900 millones de unidades a nivel mundial.

Por último, un “sabías qué…” que quizá nos planteamos menos de lo que deberíamos: ¿Sabías que, a lo largo de nuestra vida, las mujeres ingerimos –de media, por supuesto– entre 1,8 y 2,7 kg de este cosmético? Teniendo esto en cuenta… ¡habrá que elegir pintalabios de buena calidad, que somos lo que comemos!

No te olvides de echar un vistazo a nuestra sección de labiales, ¡aprovecha ahora, muchos de ellos tienen descuento! Y celebra con nosotras el día mundial del pintalabios.

giphy.gif