MARCAS

Blog

CONTACTA

Las diferencias entre la esencia y sérum

¿Sabes cuáles son las diferencias entre una esencia y un sérum? Te contamos por qué debes añadir ambas a tu rutina facial.

Para lucir una piel bonita y lo que es más importante, sana es necesario seguir una rutina de cuidado facial adecuada. Como sabéis, la rutina facial coreana consta de diez pasos que recorren desde la limpieza hasta el tratamiento más intenso. Pero, ¿en qué se basa? En el layering, es decir, en el cuidado de la piel por capas, empezando desde las más profundas hasta las más superficiales.

Las esencias:

Es uno de los productos propios de la cosmética coreana y son muy poco conocidos en occidente. Sin embargo, es un tratamiento realmente efectivo y que aporta muchísimos beneficios a la piel. Aunque a veces se puede confundir con el tónico o los sérums, no tiene nada que ver. La función de la esencia es multiplicar por dos la efectividad de los tratamientos que vienen a continuación. Además, realiza una exfoliación suave que retira las células muertas de forma paulatina y aporta una hidratación a corto plazo. 

¿Cuándo se aplica una esencia?

¿Sabemos en qué paso debemos aplicar la esencia? El orden correcto dentro de la rutina sería después el tónico y antes del sérum.

El sérum:

El sérum o suero es un tratamiento facial con un alto contenido de ingredientes activos y todos ellos en una alta concentración. Su textura es mucho más ligera que la de una crema o que incluso la de una emulsión y, de esta forma, penetra en las capas más profundas de la piel consiguiendo así un cuidado intensivo. En comparación con una crema, es un tratamiento mucho más sensorial y con una eficacia mayor. 

¿Cuándo se aplica el sérum?

Dentro de la rutina de cuidado facial el sérum sería un paso intermedio entre la esencia y la crema de tratamiento facial. Como tiene una textura tan ligera, con una pequeña cantidad de producto será suficiente para aplicar en todo el rostro. Además, no debes olvidarte de aplicar el tratamiento también el cuello. Pero, ¿cómo sabes si estás aplicando la cantidad apropiada? Cuando aplicas más producto del que deberías, lo que ocurre es que aparecen unas pequeñas bolitas en la piel. Si esto ocurre, utiliza menos cantidad de producto. 

¿Son necesarios los dos?

Seguro que después de leer este post te planteas si realmente es necesario incluir ambos en tu rutina de belleza. La respuesta sí. Esto se debe a que tal y como te hemos comentado cada uno tiene una función y son tratamientos complementarios y no excluyentes. El sérum y la esencia tienen una distinta finalidad y actúan en distintas capas de la piel así como que trata distintas necesidades del rostro.

¡Utiliza ambos para una piel completamente sana y radiante!