MARCAS

Blog

CONTACTA

Todo lo que tienes que saber sobre la protección solar

Te contamos todos los datos sobre la protección solar que debes tener en cuenta. Además, apunta todos los tips de nuestras expertas.

El verano viene y va, pero el daño solar se queda para siempre.

Tod@s sabemos que utilizar protectores es importante si queremos mantener la piel alejada de los daños provocados por el sol, ¿pero cuánto sabemos realmente sobre el tema? ¿Qué cantidad debo ponerme? ¿cuándo tengo que aplicarla? ¿física o química? ¿qué protecciones escoger?

En el blog de hoy respondemos esta y otras preguntas ¡Toma nota! 

¡DATOS SOBRE LA PROTECCIÓN SOLAR QUE SEGURO NO SABÍAS!

¿Por qué se llama SPF?

Estas siglas provienen de las palabras Sun Protection Factor (en inglés) y, normalmente, aparecen en todos los envases de protección solar que se comercializan en España y el extranjero.

¿Diferencia entre rayos UVA Y UVB?

Lo cierto es que ambos son rayos ultravioletas pero los UVA son de onda larga y los UVB son de onda corta. Esto quiere decir que los UVA penetran en las capas más profundas de la piel produciendo el temido melanoma y el envejecimiento prematuro.

Los UVB, se quedan en la superficie, y son los culpables de las quemaduras solares, aumentando el riesgo de sufrir cáncer de piel.

Dato curioso: Durante el verano los rayos que predominan son los UVB, mientras que en invierno son los UVA los que mandan. Por eso, es importante utilizar protección solar durante ¡todo el año!

 

¿Broad Spectrum?

Estamos hartos de ver esta etiqueta en las protecciones solares, y muchos no sabemos qué significa. Se refiere, simplemente, a que ese producto protege de ambos tipos de rayos ultravioleta, los UVA y los UVB.

 

¿SPF 15,20,50?

Este número indica el tiempo que nuestra piel está protegida frente a los rayos solares después de aplicarla, y la cantidad de rayos que bloquea. Realmente la diferencia entre la protección SPF 30 y SPF 50 es muy poca, (una bloquea el 97% de los rayos solares y la otra el 98%  respectivamente) Las protecciones que prometen más de SPF50 no suelen ser más efectivas, pero si mucho más densas, dando más sensación de protección al consumidor.

  

¿Qué cantidad debo aplicarme?

La mayoría de usuarias no aplican la cantidad adecuada de protección solar. Un vaso de chupito es la medida recomendada para cada aplicación (unos 35 ml para el cuerpo completo). Si vas a pasar mucho tiempo bajo el sol reaplica cada dos horas o, inmediatamente después de cada baño (incluso si utilizas un protector waterproof).

 

¿Física o Química? ¿Cuál es mejor?

Protectores solares de filtro físico: sus fórmulas están compuestos por minerales como el óxido de titanio, óxido de zinc, óxido de hierro, talco o mica. Su manera de protegernos es creando una capa a modo de escudo, reflejando así los rayos del sol y evitando que alcancen la superficie cutánea. Como sus ingredientes son más naturales están indicados para personas con piel sensible, con enfermedades cutáneas como la dermatitis o para niños y bebés. Puede aplicarse en el preciso momento de la exposición solar.

Protectores solares de filtro químico: sus formulas están hechas a base de compuestos químicos, entre ellos oxibenzona, octocrileno, avobenzona, octisalato, etc. Debido a esto su textura es más fluida y, por lo tanto, la aplicación suele ser más cómoda y agradable. Debes saber que su aplicación tiene que hacerse 30 minutos antes de la exposición solar para su correcta absorción y efectividad. ¿Cuál es su modo de acción? Captan los rayos del sol y los transforman en energía no perjudicial para nuestra piel. 

¿Tengo que aplicar la misma cantidad de unas que de otras?

Sí las protecciones solares de filtro físico se miden de la misma forma que el resto, aunque se crea que se necesita aplicar menos cantidad de estas.

Todas las protecciones solares, sean del formato que sean, miden su capacidad de protección en 2 mg de producto por cada cm2, siendo esta la cantidad que hay que aplicar para acercarse lo máximo a la protección que refleja la etiqueta.

¿Cuál me compro?

Si tienes una piel con tendencia seca o excesivamente sensible quizás las físicas sean una mejor opción para ti. Por el contrario, si sudas mucho, haces algún deporte en el agua o quieres un producto de rápida absorción es mejor una química. Pero la mejor forma de guiarse es buscar la textura con la que te sientas más cómoda siempre que tenga una protección solar adecuada.

 

TIPS DE EXPERTA:

  •      Utiliza protección solar a diario y en cualquier época del año.
  •      Todos los tipos de piel necesitan protección solar, independientemente del color
  •      Reaplica cada 2h y cada vez que te mojes o practiques ejercicio.
  •      Compra siempre solares entre SPF 30 y 50 para una correcta protección
  •      La espalda es donde aparecen la mayor parte de los melanomas, así que no dejes de aplicarte crema en esta zona, ¡si no llegas pide ayuda!
  •      Aplica la cantidad correcta de producto (unos 35ml por cada aplicación de cuerpo entero)
  •      Los productos que incluyen SPF en su fórmula, pero no son protecciones como tal y suelen tener menos de la que indican, así que aplica tu protección solar debajo para asegurarte de que estás protegida correctamente. 
  •      No uses protección solar caducada.
  •      No dejes de aplicar protección por miedo a no broncearte ¡es un mito!

¿Piel muy sensible? Prueba nuestras protecciones físicas

¿Piel seca? Te recomendamos esto

¿Y de fácil reaplicación?

¿Y para la piel grasa?